Nicanor Parra: La vuelta del Cristo de Elqui

Prohibida la reproducción del texto, salvo que se indique nombre del autor y la fuente.

       

          

Por Jorge Arturo Flores

Cuando comentábamos la publicación de las Obras Completas de   de Nicanor Parra (2006) en nuestra crónica literaria del malhadado Escritores.cl,  nos permitimos efectuar una breve antología personal de sus obras. Y en ella, ubicado en el nicho político, indicábamos a Versos Parra desorientar a la Poesía (policía), los Artefactos y Sermones y Prédicas del Cristo de Elqui como unos de los paradigmas de su postura ideológica.  No nos olvidábamos de sus Artefactos, pero creíamos que, sustentado fundamentalmente en el basamento poético, El Cristo de Elqui cumplía las condiciones necesarias para determinarlo como uno de sus mejores logros.

La reedición aumentada

En  2007 la Universidad Diego Portales, que se ha especializado  en publicar textos de Nicanor Parra, lanza a la palestra una nueva edición de Los Sermones y Predicas del Cristo de Elqui, que no es otra cosa que la reedición de Los Sermones y Predicas del Cristo de Elqui (1977) y Nuevos Sermones y Predicas del Cristo de Elqui (1979), más algunos poemas inéditos intitulados La Vuelta del Cristo de Elqui, que es el nombre de este nuevo texto en circulación.

Esta reedición ayudará, sin duda, a las nuevas generaciones a conocer el valor artístico del gran vate nacional, y, a sus admiradores, a gustar nuevamente del acierto de su poemática..

Trascendencia de El Cristo de Elqui

Si bien es cierto el Cristo de Elqui existió, Nicanor Parra lo coge  como  su hablante lírico y crea el personaje mítico. El verdadero Cristo vivió en los inicios del siglo XX, sin embargo, Parra, con  agudeza y su proverbial sabiduría, hace encajar su mensaje durante el tiempo de la dictadura militar que asoló Chile durante 17 años. Y lo hace de tal manera que vulnera la censura de esos años, pasando gato por liebre a los autodenominados  salvadores de la nación ( “Y ahora, ¿quien nos salvará de nuestros salvadores” decía en uno de sus artefactos?).

De esa forma, burla burlando, el Cristo de Elqui, es decir, la voz de Parra, enjuicia los tiempos totalitarios, no con la fecha contemporánea (1973-1991), sino recordando los tiempos del general Ibáñez,  el confinamiento de Pisagua ( genial similitud), los problemas de alimentación, salud y revueltas sociales de esa época (Recabarren, Lafferte), etc.

Los censores, ingenuos ellos, no vieron mayor obstáculo en los textos y permitieron su publicación.

Muchos deben haber sonreído.

El valor poético de Los Sermones del Cristo de Elqui

Aparte de su matiz político, social y religioso, soterrado, irónico, mordaz, los dos libros de Parra traen a cuento su valoración poética. Nos hace recordar  Poemas y Antipoemas y nos regala con un material artístico de alto vuelo, que lo hace, por cierto, diferente a los poetas nacionales, y, por qué no, a los extranjeros.

En este trabajo nuevamente Parra planea a gran altura dentro del universo lírico, puesto que su concepción estructural (verso endecasílabo y alejandrino) satisface a quienes no ven en él ningún valor literario.

Los detractores, que lo miran desde muy abajo, son varios.

Entonces, la poesía de Nicanor Parra, inserta genialmente en los sermones del Cristo de Elqui, nos muestra otra vez el encumbrado rango  de su estro y comprueba una vez más el talento de quien, de alguna forma, remeció las dinastías poéticas que imperaban y trajo un nuevo aire, refrescante e innovador,  a las letras chilenas.

Pero no solo de política habla Parra.

La religión como motivo

El lado religioso, siendo él un agnóstico, presenta varios flancos que aprovecha el bardo para enviar flechas con gotas de ironía y sarcasmos, retratando las debilidades de la iglesia Católica como también abriendo ventanas a los evangélicos.

Todo, claro está, en la época del  Cristo de Elqui.

Sabemos que las irreverencias de Parra abarcan un amplio espectro dentro del contexto nacional. Por ello, su trabajo literario cuenta con tantos guiños a personajes, escenas y hechos acaecidos durante la historia.

Acá los católicos no salen muy bien parados, situación que ha permanecido en el tiempo, aunque ya se notan ciertas fisuras en su poder y no todos comulgan con sus ruedas de carretas.

En ese sentido, Parra tuvo atisbos visionarios en torno a la problemática católica.

Hace ver con fina ironía las incongruencias que aprecia en el desenvolvimiento de las jerarquías eclesiásticas y en los que profesan la religión. En el fondo, el doble estándar, la inconsecuencia y el abandono de la raíz primigenia del mensaje cristiano. (¿No lo advirtió Ignacio Valente?).

Por ello la figura del Cristo de Elqui, con sayo, sandalia, cero apegos materiales; vibrante y convencido de su prédica; consecuente con lo que predica, es el mejor reflejo de lo que debería ser un cristiano, un católico de veras.

Es raro entonces que las autoridades católicas no hayan reparado ni denunciado esos comentarios adversos a sus investiduras y posición social. Es extraño, porque han tenido en Chile una categoría dominante en materias políticas, olvidando muchas veces su verdadera misión en la Tierra.

Como sabemos, el mensaje de Cristo hace tiempo fue olvidado.

Breve conclusión

Nicanor Parra, en La Vuelta del Cristo de Elqui, da con un palo tanto a  políticos, militares como también a quienes han hecho de sus investiduras religiosas un medio para posicionarse en la sociedad, descuidando su auténtica tarea.

En suma, esta reedición muestra una vez más el  talento artístico de Nicanor Parra, el más grande poeta chileno vivo, quien nos hace ver su sarcástica postura frente a la contingencia social, política y religiosa; nos regala versos que rondan la parodia, el drama, la fascinación, el ludismo y alegran el espíritu con sus magistrales hallazgos.

Excelente oportunidad para disfrutar de un texto esplendido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s