Nicanor Parra: Discursos de Sobremesa

PROHIBIDA SU REPRODUCCIÓN, SALVO QUE SE MENCIONE EL NOMBRE DE SU AUTOR Y LA FUENTE.

                                      

Discursos De Sobremesa

Por Jorge Arturo Flores

 

En un período de nuestra historia política eran famosos los discursos de sobremesa realizados, especialmente, por los simpatizantes radicales, después de haber comido y bebido en forma, por lo demás, harto entusiasta. Se comprenderá entonces que después de eso las peroratas no eran modelo de brillantez y sus arrestos por arreglar el mundo recordaban mucho a las arengas de Cantinflas. Con posterioridad, estos discursos han permanecido en las costumbres provincianas y no es sorprendente observar a diferentes personas, generalmente achispados por la ingesta de alcohol, levantarse de su asiento en un momento dado y, mirando seriamente alrededor, hablar sobre la importancia del hecho que los reúne en torno al condumio.

Al final  levanta la copa y  dice ¡Salud!.

En general, no son piezas de antologías ni se presta para el ejemplo, reiteramos, pero es propio  del carácter chileno. Ciertamente a veces resulta soporífero  en especial cuando los oradores se les “pasa el tejo” en esto de irse por las ramas y no finalizar nunca.

En ese instante dan ganas de cometer homicidio.

Pues bien, esta característica del chileno, que es una manifestación de agradecimiento y solemnidad por ciertos actos,  se ha transmitido también, de alguna manera,  a las esferas públicas, con otra resonancia, por supuesto, pero con los mismos defectos y errores de los discursos de sobremesa.

Son pocos los que dan en el blanco.

En esto concordamos con el insigne poeta Nicanor Parra: “ el discurso ideal / es el discurso que no dice nada / aunque parezca que lo dice todo./ Mario Moreno me dará la razón”.

LOS DISCURSOS DE NICANOR PARRA

En su ultimo libro “Discursos de Sobremesa (2006)”, que reúne  cinco alocuciones que no tiene  ninguna relación con banquetes, sino constituye el agradecimiento por distinciones otorgadas, especialmente por universidades y con motivo  del premio Juan Rulfo de México, Nicanor Parra se adentra en esta peculiaridad del chileno  que le gusta hablar hasta por los codos cuando tiene la ocasión de estar frente al publico y con micrófono enla mano. Perosus discursos, incuestionablemente, rumbean por otros campos, donde, entre otras cosas,  brota la picardía chilena, el sarcasmo, la ironía,  el chiste político, incluso hay alusiones tan curiosas como por ejemplo  las referidas sobre Hamlet, el Teniente Bello, Homero, el Papa, Nietzche, Hitler, Don Quijote, Fukuyama, Fonasa, los médicos, Zaratrusta, Adan y Eva, el rey de Itaca, el Chapulín Colorado, etc. transformándose en  acertadas simbolizaciones de  la cotidianidad.

Eso hace la diferencia.

Dentro de la amplia gama de aristas que el gran poeta coge, hay    homenajes a poetas y escritores chilenos, verbigracia: el excelente dedicado a Vicente Huidobro, el relacionado con Juan Rulfo y otro referido a Luis Oyarzun. En medio de ellos, entre insinuaciones irónicas, pícaras, agudas e ingeniosas, son elegidos diversos intelectuales de algún renombre.

El habla coloquial, aunque no exenta de erudición, hace que la lectura de estos textos  se desenvuelva con simpatía e interés, donde la risa y la sonrisa nunca están ausentes, existiendo oportunidades en que la carcajada emerge fácil, cuando, en medio del camino, surge alguna genialidad del insigne poeta. En referencia a la manía discursiva del chileno que no habla precisamente bien, pero que, repetimos,  con unos pícaros grados de alcohol adquiere una personalidad bárbara y extensa, Parra dice: “Hasta aquí los discursos han sido buenos /pero largos/. El mío será malo que duda cabe/ pero corto”.

CONOCIMIENTO DE CAUSA

Existe un amplio conocimiento del poeta sobre el carácter nacional, sus tradiciones y costumbres, puesto que en torno a ellos ha elaborado su tarea literaria, marcando distancias con los otros orfebres del verso que prefieren deambular por senderos donde la oscuridad, el enredamiento y un supuesto acervo filosófico, son sus pilares básicos. Nicanor Parra, ya lo sabemos, con sus antipoemas, barrió con varios prejuicios estilísticos,  artísticos y poéticos, trayendo una bocanada de aire fresco a la producción literaria, empleando para ello el lenguaje de la tribu. Delo contrario, como él dice, “todavía estaríamos escribiendo sonetos, odas elementales y gemidos”, en clara mención a ciertos poetas que sometían al Parnaso literario.

Es por ello que hoy cuenta con tanta sintonía con el publico, que es, a la larga y a la corta, el único y ultimo fin de quien escribe libros.

Negarlo es impresentable.

Su tarea, en todo caso,  no ha estado exenta de ataques, algunos de ellos arteros, donde el rasgo predominante es una escogida  mediocridad. Es el riesgo, sin duda,  que sufren las cumbres.

A  muchos debe resultarles cansador  mirar siempre hacia arriba.

EL DISCURSO COMO METAGÉNERO

En definitiva, Discursos de Sobremesa (1)nos muestra una nueva faceta  del poeta chileno, (la creación del discurso como metagénero o subgénero antipoético) tanto como las publicadas a lo largo de su fructífera tarea,  diferenciándose nuevamente, que duda cabe, de muchos  de sus connacionales, que permanecen estancados obteniendo el mismo barro del mismo pozo.

No por nada Nicanor Parra ha obtenido tan preciados trofeos internacionales y no por nada ha sido presentado tres veces como candidato al Premio Nobel, circunstancia que pocos pueden lucir. (2)

(1)Faltó en este libro otro discurso: el realizado con ocasión del Premio Abate Molina en Talca (Chile). También excelente.

(2) En el año 2012 Nicanor Parra obtuvo el Premio Cervantes, que constituye el Nobel de las letras españolas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s