Carlos Pezoa Veliz y el fatalismo poetico

 

 Prohibida su reproducción, salvo que se mencione al autor y la fuente

Por Jorge Arturo Flores

Carlos Pezoa Veliz fue el poeta más importante de su época, al decir de algunos. Su trabajo artístico rompe con los modelos parnasianos y simbolistas del modernismo dariano y se inscribe en el postmodernismo. Su quehacer apunta hacia las raíces y la voz del pueblo, hacia la vida del campo y la ciudad, deteniéndose en los campesinos, relegados y marginales, los humillados y caídos. Utiliza un lenguaje coloquial e irónico, aunque también por sus poemas espejea la melancolía y el dolor. Hay rebeldía, cierto lirismo y muchos han visto en él un antecedente de Nicanor Parra.
Pezoa Veliz canta a “la provincia triste y desnuda, de invierno y miseria. Rasgo relevante de sus textos son los temas del fatalismo, la resignación y la abulia, propios del pueblo chileno” (Nain Nomez).
En su afán utilizó diversos seudónimos, como Juan Pereza, Pedro Gringoire, Juan Chambergo, Veliz Nilis, Juan Cachimba, El Acriminao, Morucho, Juan Mauro Bío Bío.

Sus mayores éxitos

Sin duda alguna el común recuerda con especial deleite dos de sus más populares poesías: “Tarde en el hospital” y “Nada”. La primera es una joya por su síntesis y atmósfera que recrea. El segundo ya es más completo en el sentido que existe un relato, hay una suerte de irónico cavilar sobre la indiferencia de los mortales, se suceden escenas y cierto nudo dramático. Un poco de humor, pero, por sobre todo, un aire de tristeza y nihilismo que captura y hace pensar, especialmente el final.
Eso en lo popular.
En el análisis literario propiamente tal, los críticos literarios y estudiosos académicos han profundizado más allá de la cotidianidad, prefiriendo otros poemas, como por ejemplo El pintor Pereza, Pancho y Tomás, Entierro en el campo. En ellos descubren versos sardónicos y agresivos, estereotipos sociales, paradigmas del verso popular, incrustaciones modernistas, naturalismo solaciano, coloquialismo criollo y crítica social.
Por ahí circulan expresiones que identifican a Pezoa Veliz como el periodista y poeta del pueblo de Chile o la primera revelación del alma popular.
Pasó a la posteridad, en todo caso, con los dos poemas que se citan al principio y que no faltan en ninguna antología de poesía chilena.. Allí está la cumbre de su labor literaria.

Libros publicados

En vida no vio su afán convertido en libros. En 1911 el escritor Ernesto Montenegro reúne y publica por primera vez sus poemas en un libro titulado Alma Chilena. Posteriormente Armando Donoso aglutina poemas, cuentos y artículos periodísticos con el título Campanas de Oro (1927). Más adelante, otro escritor, Nicomedes Guzmán publica Antología de Carlos Pezoa Véliz (1957).

(texto extraído de Semblanzas Literarias)

———————————————-

Ver en esta misma página web “Carlos Pezoa Veliz y una Tarde en el Hospital.

También leer su biografía en http://www.semblanzasliterarias.wordpress.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s